Make your own free website on Tripod.com

 

Mario Luis Altuzar Suárez: Director General

Ana Rosa García Cruz: Gerente

Omar Flores: Coordinador Editorial

 

Novela

Capítulo I

La Manifestación

Capítulo II

El Elegido

Capítulo III

El Secreto de  la Abuela

Capítulo IV

El Adepto de la Oscuridad

Capítulo V

El Viajero Dimensional

Capítulo VI

Los Misterios

de Karla

Capítulo VII

Contacto en el Equinoccio

Capítulo VIII

La Encrucijada

de Martiniano

Capítulo IX

La Revelación

Capítulo X

Las Fuerzas Ocultas del Hombre

Capítulo XI

El Mandato Divino

Capítulo XII

Las Claves del Iniciado

Capítulo XIII

La Renovación

El Autor

 

Ensayo

De cómo se desvío el Destino de México.

Poesía:

La Hora de los Muertos.

Homenaje a Hiroshima.

Cuento;

El Signo de los Tiempos.

Premio UNESCO de Literatura 93.

Metafísico:

Guía del Despertar del Espíritu.

Esotérico:

Tomo I

Del Archivo de Merlín.

Adam Kardmón

La Conspiración del Fin del Mundo

Por Mario Luis Altuzar Suárez

 

Capítulo IX

 

La Revelación

 

“El Arca de la Alianza se encuentra como un símbolo principal en la tradición hebraica de la Biblia. Se piensa que la idea fue acuñada por Moisés y que según los descubrimientos de los modernos egiptólogos, se inspiró de la forma de la ribera del río Nilo. Puede aceptarse como su antecedente, la enseñanza de los egipcios cuya arca o barca sagrada, constantemente se halla inscrita en sus templos y se sabe que era llevada con gran pompa por los sacerdotes en la Procesión de los Relicarios. Seguramente, este símbolo religioso, sirvió de prototipo para el Arca de los judíos”, lee Miguel en los libros especializados que le sugirieron para realizar un trabajo que presentará en la logia. Con su espíritu investigador y por la ubicación del Ara en el Taller, el estudiante está seguro que debe existir mayor información que confirme la importante función rectora en los trabajos masónicos y la mística veneración en algunas religiones.

Encuentra mayores datos: “El Arca de la Alianza de la que habla la Biblia y que se denomina también Arca del Señor o Arca Santa, fue construida por Bezaleel en el desierto de Sinaí, y que contenía las dos tablas de la ley, un vaso de oro lleno de Maná y la vara de Aarón”. Acude a la fuente de información que en el Éxodo veinticinco indica que Jehová habló a moisés, diciendo: “Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio. Y la cubrirán de oro puro por dentro y por fuera, y harás sobre ella una cornisa de oro alrededor. Fundirás para ella dos anillos de oro, que pondrás en sus cuatro esquinas, dos anillos a un lado de ella y dos anillos al otro lado. Harás unas varas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro. Y meterás las varas por anillos del arca, no se quitarán de ella. Y pondrás en el arca el testimonio que yo te daré”. Deberá construir también un propiciatorio de oro y dos querubines con alas extendidas.

Miguel entiende que Bezaleel fue escogido por Moisés, con base en su origen: Era hijo de Uri y de Hur, destacados miembros de la tribu de Judá y considerado como uno de los grandes sabios. En un principio, el estudiante piensa que el arca fuese construida con oro, metal precioso para los hombres, para significar el poder y la riqueza del arca, empero, al llegar al Primer Libro de Crónicas, le descubre una rara propiedad: Cuando David inició el traslado de la joya de Quriat-jearmin a Jerusalén, en Quidón “Uaza extendió su mano al arca para sostenerla, porque los bueyes tropezaban. Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió, porque había extendido su mano al arca, y murió allí delante de Dios”. Desconcertado, retrocede en las páginas de la Biblia a la parte del Éxodo, en donde se narra: “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo”. Relaciona los hechos y reflexiona:

-         ¿Se tratará, entonces, de un campo electromagnético generado por actividad eléctrica?

Por su mente empiezan a girar los elementos encontrados:

-         El arca mide de largo dos y medio codos que implicaría ciento doce y medio centímetros que, sumados, resume el número nueve; de ancho es codo y medio que serían sesenta y siete centímetros y medio que, también se reducen al número nueve. Es decir, un número relacionado por los pitagóricos como el de la Iluminación y que se encuentra antes del diez que simboliza la Unidad o Dios. Esa puede ser la respuesta. ¡Sería incompleta! Su poder manifestado contra Uza debe encontrarse, seguramente, en los materiales de construcción. Se ordenó que se hiciera con madera de acacia. Es un árbol leguminoso que se cultiva en países templados. Pero hay diferentes especies. A la que se refiere la Biblia debe ser la conocida como Bastarda, y que a sus frutos verdes se les extrae una especie de goma que se utiliza como base en la elaboración de medicamentos por su propiedad de cohesión. Sin embargo, sus moléculas pueden experimentar grandes cambios de forma y tamaño bajo la influencia osmótica de los iónes de signo opuesto. Y si se considera que en la litografía se utiliza en las planchas de impresión, puede decirse, entonces, que la acacia era de vital importancia para servir de protección a una emisión eléctrica o, ¿por qué no?: Dosificar un flujo radioactivo, si consideramos que al introducir el arca al río Jordán, separó las aguas para permitir el paso de los peregrinos sin descontar que los muros de Jericó se desplomaron ante su sola presencia,, además, los filisteos la restituyeron a sus dueños, después de que esa energía rompió a su Dragón.

Reafirma su hipótesis en el otro material utilizado: El oro, el más maleable de los metales y cuya fusión se alcanza a los mil sesenta y tres grados y entre sus propiedades destacan: Es inatacable por el aire, el agua y los ácidos y es un excelente conductor de calor y de la electricidad. Surge otra pregunta: ¿Qué generaba esa extraña energía? Las dos tablas de piedra en que el dedo de Dios escribió la Ley, podrían servir como el núcleo de la corriente que se generaba en ese vaso de oro que, supuestamente, contenía Maná, entendido como el milagroso manjar enviado a sus hijos por el Gran Arquitecto del Universo. ¿Un alimento con propiedades electromagnéticas? No se trataba, entonces, de un comestible, si no de algo más elaborado y lejos de la comprensión escéptica de los hombres.

Al descubrir que el profeta Jeremías se preocupó por ocultar el arca en la caverna de Grotto del Monte Pispa, cuando los caldeos destruyeron Jerusalén y se dedicaron al saqueo de sus riquezas, Miguel concluye que un gran secreto está oculto para la humanidad. Una idea que el universitario fundamenta en la controversia entre el doctor Vendyll Jones y el arqueólogo Ron Wyatt, sobre la autenticidad de sus hallazgos, uno en Qumran en Cisjordania y el otro en Tel Aviv, que han sido cuestionados por los gobiernos involucrados, preocupados, incluso, en obstaculizar las investigaciones. Una fantasía o realidad que involucra a los judíos y musulmanes en las diferencias político-religiosas y fundamentalmente en la posesión de los terrenos en que se supone, se encuentra sepultada el Arca de la Alianza. La agencia aeroespacial de los Estados Unidos, la NASA, descubre Miguel que también se encuentra interesada en la búsqueda de una joya mística con poderes indescifrables y que algunos seguidores de corrientes esotéricas relacionan con la ambición de potencias industriales para develar el misterio del Genoma Humano y poder repetirlo en experimentos de laboratorio.

-         ¿Qué conexión puede existir? – Se pregunta Miguel al dar por concluida su investigación y contar con elementos suficientes para presentar un buen trabajo a la Logia con sus descubrimientos.

Sale de la biblioteca y se encuentra a Karla:

-         ¿Qué onda? ¡Que bueno que te encontré! – Expresa con su generosa sonrisa la jovencita.

-         ¿Para qué?

-         Tengo que saber cómo se llama el sujeto que dices que desapareció del hospital.

-         ¿Ya vas a empezar de nuevo? ¡Mejor ahí la dejamos! ¿No? ¡Nos vemos luego! – Dice en tono molesto el universitario al recordar las burlas de que fue víctima cuando quiso compartir con sus compañeros la experiencia en el hospital.

La joven insiste:

-         ¡No te vayas! Reconozco que me porté mala onda por seguirle el juego a los otros chavos. Pero es en serio. Necesito saber cómo se llama ese hombre.

-         No entiendo la razón que tengas. Mejor me voy. Contigo nunca se sabe.

-         ¡Es en serio, Miguel! En buena onda, dímelo y después te digo mi motivo. ¡Estoy segura que te va a interesar!

-         Está bien. Pero cualquier signo de tus bromas pesadas y me largo.

-         De acuerdo.

-         Dijo que se llamaba Adam Kardmón.

-         ¿Estás seguro?

-         ¡Ya vas a empezar! ¿No te dije qué...

-         ¡No! No. En buena onda. ¿Estás seguro?

-         ¡Claro que estoy seguro! ¿Por qué ese interés inesperado?

-         Mira: Nayelli me llevó con una señora que lee las cartas y además de hacer curaciones por imposición de manos, organizó grupos de meditación para recibir Enseñanza de crecimiento espiritual.

-         ¿Tú estás en eso? ¿De dónde te nació?

-         ¡No me interrumpas! Me costó mucho trabajo decidirme a decírtelo. Además, tengo mis motivos muy personales para que haya ingresado en esos grupos., Pero eso no es lo importante. Fíjate que el otro día, cuando hicimos la Ceremonia de Equinoccio, la Maestra le dio un lugar muy importante a un señor ya grande y que se presentó como Adam Kardmón. Por las palabras que nos dijo, creo que es un Maestro Iniciado. ¡Si hubieses visto! Tenía un brillo especial en todo su cuerpo que parecía flotar y la Maestra afirmó que puede ver el pasado, presente y futuro de las personas. ¿Tú crees?

-         Si es el mismo tipo, sí lo creo. Si logró sanarse y traspasar paredes es que tiene poderes desconocidos. ¿Tú sabes en donde puedo encontrarlo?

-         Yo no. Pero la Maestra Carolina si debe saberlo. ¿Te interesa? ¡Vamos! Yo te presento con ella y si quieres, me salgo para que no escuche lo que platican.

-         ¿Cuándo?

-         Ahora mismo, si lo deseas. No tengo nada que hacer y además, tengo que ir con ella.

-         ¿Y qué esperamos? En el estacionamiento tengo mi poderoso.

-         Mejor nos vamos en el mío, no sea que te molestes y me dejes. ¡Eres muy enojón! Deberías ir conmigo a esa Enseñanza para que se te quite. Tanta seriedad te puede hacer daño.

-         Miguel sonríe y acepta la invitación de ir en el vehículo de Karla. En el camino, piensa en los argumentos que podría dar en el hospital para justificar su retraso ya que tiene el presentimiento de que tardará la reunión.

 

 

 

-         ¡Bienvenido sea mi hermano! ¿En que puedo servirlo?

-         Mi compañera de clase me platicó de usted y de un hombre que me interesa saber en donde puedo encontrarle. – Abrevia el estudiante ante la Maestra Carolina de Serna, con la esperanza de acortar la entrevista y poder cumplir con su horario de trabajo.

-         ¿Es lo único que le interesa?

-         No se moleste, pero esa es la razón por la que vine.

-         ¿Y quién se molesta? Yo solamente le pregunté si es lo único que busca. No tiene porque inquietarse. Pero creo que bien podría tener otros motivos. Tal vez, razones vinculadas con el estudio de la filosofía y la moral en el desarrollo de las virtudes de un hombre libre y de buenas costumbres.

-         ¿Usted sabe de eso?

-         No precisamente como en este momento usted lo entiende. Sin embargo, nada hay oculto para quien tiene ojos para ver las Gracias y Bondades del Padre Creador, que es el mismo que otros conocen como el Gran Arquitecto del Universo o con diferentes nombres pero una sola Potestad Divina. ¿No lo piensa así, mi hermano?

-         Creo que tiene razón. Pero, regresando al principio: ¿Cómo encuentro a ese señor?

-         Todo tiene su tiempo. No hay porque apresurarse. ¿Cómo encontrar a una persona en una ciudad de provincia, desconocida y sin contar con la dirección o indicios que nos lleven hacia la persona que buscamos?

-         No entiendo.

-         ¡Sí, mi hermano! ¿Cómo podemos encontrarla?

-         Una situación rara. Creo que sería imposible.

-         No lo pienso así. Bien podría sentarse en una banca del parque principal de la ciudad y esperar con calma y tranquilidad. Alguien se preocupará por preguntar que hace sentado en ese lugar tanto tiempo y usted podrá interrogar por la persona. Pueden pasar dos cosas: Una, que le indiquen como llegar a su domicilio y la otra, que le avisen y venga a su encuentro.

-         Es posible. ¿Qué tiene eso que ver conmigo?

-         Que usted puede quedarse en este lugar y seguramente encontrará lo que anhela.

-         Lamentablemente, tengo que trabajar.

-         Ellos comprenderán y aceptarán lo que usted les diga. ¡No debe preocuparse por ello! En unos momentos más, empezaremos la clase y le invito a quedarse. Si decide que no le interesa, se retira y después, con Karla puedo transmitirle el mensaje que tanto desea.

Miguel observa que acaba de llegar Nayelli y al no sentirse solo en ese lugar, acepta la invitación. Mueve su silla para quedar cerca de la ventana mientras los recién llegados le estrechan la mano en forma fraternal y saludan a su Maestra con un fuerte abrazo y un beso en la mejilla derecha. Están vestidos con túnicas blancas ceñidas con un listón dorado. Forman un semicírculo con las sillas que ocupan discretamente, acomodan en sus píes unos lienzos con círculos de diferentes colores dibujados simétricamente. Con respeto observan a la Guía que cierra los ojos al momento que aspira profundamente. Dice:

-         Cuerpo, Alma y Espíritu, unificados en un solo ser, una sola fuerza, un solo poder. El Poder de Dios Padre Creador que se manifiesta en todos y cada uno de los hermanos aquí presentes. Por fe y por amor me coloco al servicio de mi Padre y con un manto de luz blanca, protegiéndonos de toda entidad negativa, de toda oscuridad. Únicamente el Manifiesto Divino a la invocación de los Maestros. Por fe y por amor al servicio de Dios y al servicio de mis Hermanos, que la Luz entre en mi y yo entro en la Luz. ¡Maestro! ¡Maestro mío! Yo os invoco, vuestro auxilio seriamente busco. Su amor en torno a mi, por todas partes. Gracias por el bien que compartimos.

Un rayo de luz azul ilumina la habitación. La Maestra parece acomodar su cuerpo que cambia la luminosidad del aura. Extiende los brazos a los costados y chasquea tres veces los dedos medio y pulgar. Da tres palmadas y mueve las manos en círculo cerca del plexo solar. Y una voz diferente saluda:

-         ¡Qué la Fuerza, la Gracia y la Luz Bendita de Dios Padre Creador, sea una Fuerza de Bendición en el corazón de mis hermanos! Iesitua los saluda. ¿Cómo estáis vosotros? – Espera la respuesta individual de los presentes y añade--, Un Espíritu de alegría nos invade a todos, porque hoy es un día diferente, hoy es un día especial. Llenos de gozo preparándonos para caminar a la perfección de la armonía del mundo y de la humanidad.

Miguel observa los ejercicios de los adeptos: Doblan el tronco para tocarse los tobillos y repiten diferentes cánticos. Se entusiasma y empieza a seguirlos. Se enderezan lentamente al abrir suavemente los brazos y levantar las piernas al nivel del asiento. Después, se inclinan y el mismo movimiento con otro canto. Suben los brazos y por arriba de la cabeza, juntan las palmas de las manos para aspirar profundamente y bajarlas a los genitales, al mismo tiempo que tensan los glúteos y el bajo vientre. Las extienden al frente y las llevan a los costados para subirlas, percibiendo su ambiente en el momento en que exhalan. El siguiente ejercicio es a nivel del baso para seguir a la boca del estómago. En el corazón las manos se mantienen separadas al igual que al hacerlo en la garganta. Las manos se deslizan de la cabeza a los genitales para contener el aire y moverlas como si estuviesen escalando hasta la frente y en la corona se extienden por los lados, de arriba hacia abajo y a la inversa.

Aspiran profundamente y exhalan para dar siete vueltas del tronco a la izquierda y después a la derecha. Empiezan a respirar con rapidez, apretando los glúteos para, instantes después, jalar aire, retenerlo y soltarlo suavemente. Quedan en silencio por unos segundos para repetir la serie respiratoria y soltar el cuerpo. Inicia el proceso de meditación. La Maestra retoma la palabra con otra tonalidad y diferente vibración:

-         ¡Qué la Gracia, la Fuerza y la Luz de mi Padre Creador, sea una Fuerza de Bendición en el corazón de mis Hermanos! Etzol está con ustedes. ¿Cómo han estado? – Escucha con atención la respuesta de los presentes y prosigue:

-         Partiendo en la continuidad de la Enseñanza, en donde se va gestando un nuevo Ser, un ser bello, lleno de virtudes, en donde el error, el fracaso, los traumas, los complejos, la formación negativa, la culpabilidad y el verdadero equilibrio en la Razón del Ser, deben de tenerse en cuenta que son puro error y que no es nuevo que ahora vayan a sembrar virtudes. En la Enseñanza, el ir reconociendo toda esa serie de efectos negativos, que son el reflejo del comportamiento y la limitación de los actos que les impide ser satisfactorios en ustedes mismos. Se busca que en la Enseñanza, esta responsabilidad evite que sigan cayendo en ese mismo error, complejo o trauma. El adquirir la responsabilidad, al dejar de buscar culpables o huir, los lleva también a dejar de ser arrepentidos y los asciende a una actitud armoniosa con el entorno, de tal manera que el interior va cambiando. ¡Pero en esta Enseñanza no se busca que se reconozcan como pecadores defectuosos, seres erróneos, destructivos! Sino que entiendan que ahora, al haber reconocido cada uno de sus errores o defectos, los lleva a una aceptación de que no son feos y que tienen mucho de donde ser diferentes. Gestar un nuevo Ser no significa sembrar en ustedes algo que no son, sino enaltecer lo que ya tienen. ¡Y tienen virtudes! Cada una de las vibraciones que se manifiestan en una tonalidad en su entorno, ese campo dimensional que conocen como aura, está manifestando también las virtudes. Siempre han buscado ser igual que al de al lado pero ¿cómo van a serlo si no están vibrando igual que él? ¿Cómo van a desear tener las virtudes de otra persona para ser grandes? ¡Cuándo ustedes tienen sus propias vibraciones y virtudes! ¿Qué es lo importante? ¡Aprender a saber cuales son las virtudes propias con que se cuentan! ¡Qué es lo que pueden engrandecer en ustedes! No compararse con otros, si no aceptar también que son unos seres virtuosos y que pueden enaltecer más.

Miguel se concentra en la explicación para igualar los conocimientos aprendidos en la Logia, aunque en forma totalmente teórica y que se sorprende de que sus condiscípulos encuentran una manera práctica de aplicarlo: Han conformado en tela, círculos de diferentes colores que ahora, el Maestro Ascendido Etzol, explica:

-         En el centro de sus círculos se simboliza la chacra de la raíz y que es el Centro de Energía Uno-Tierra, muy cerca de los genitales. Aquí vamos a encontrar que la vibración normal es el rojo y que tiene la virtud de la Templanza pero, igual tiene el defecto, es decir, que si no están caminando por la virtud es que se encuentran en el defecto que sería la Intolerancia o puede ser el Vicio y el lado oscuro es la Tiranía: Aquella persona destructiva. El Centro número Dos-Tierra es la chacra del baso y su tono de vibración es el anaranjado, su virtud es la Caridad y el defecto el Egocentrismo (los que todo lo quieren para sí) y el lado oscuro, estaríamos hablando de la Avaricia. El Centro de Energía Tres-Tierra corresponde al plexo solar, este centro de energía vibra en amarillo y corresponde a la virtud de la Iluminación, la inspiración (se le relaciona con las artes), su defecto sería la Imitación o los seudo intelectuales y el lado oscuro el Egoísmo. El centro de Energía Cuatro-Tierra-Cuatro-Cosmos se encuentra en el corazón, tiene una vibración verde con la virtud que es la Salud otorgada por el Amor, el defecto es la Hipocondría como también la Amargura, y encontramos el lado oscuro en el Odio, el Rencor. Seguimos con el Centro de Energía Cinco-Tierra-Tres-Cosmos, corresponde a la tiroides en la garganta y vibra en azul con la virtud en la Fuerza y su defecto es la Debilidad (falta de carácter, la falta de fe) con su lado oscuro en la Vanidad (lo superficial). Después está en Centro de Energía Seis-Tierra-Dos-Cosmos que conocen como la pituitaria o Tercer Ojo, con su tono de vibración índigo y la virtud sería la Inteligencia y su defecto es la Fantasía y su lado oscuro son las tendencias a las malas artes para dañar. Finalmente se tiene el Centro de Energía Siete-Tierra-Uno-Cosmos que corresponde a la glándula plineal , conocida como la chacra de la Corona o Flor de Mil Pétalos y este vibra en color violeta con la virtud de la Transmutación del Ser que significa la Pureza y encontramos su defecto, más bien, son varios como la Crisis de identidad sexual en donde el lado oscuro es el Poder Destructivo. Estos son los siete tonos de vibración en donde el ser humano rige su comportamiento. Son los colores base y que se encuentran en todos y cada uno de los hombres. ¿Esto a qué nos lleva? A comprender que si hay defectos también hay virtud. Ahora, lo importante dentro de la Enseñanza es que cada uno vaya encontrando dentro de su vibración, la virtud que tiene. No es necesario ni obligatorio estar vibrando en esos tonos, sino que, lo realmente importante es que  deben vibrar en la virtud. ¡Eso es lo primordial! Que primera vayan enalteciendo las virtudes que ya tienen. Si alguien está vibrando en amarillo y quiere ser entregado como el de al lado, pero no vibra en anaranjado y puede, en cambio, ser muy inspirado, muy detallista, muy lleno de gozo, de alegría, con inclinaciones a la música o a todas esas cosas relacionadas con la Inspiración, con las artes y con las cosas de la belleza, y quiere ser entregado, caritativo como el de al lado, y se olvida que él adquiere una capacidad mucho mayor si se dedica a esa inspiración, a desarrollar la virtud en la que vibra. Si trata de sembrarla forzadamente, en ese momento se desarmoniza. Por eso, la mayoría de las formas educacionales siempre han generado la insatisfacción del ser humano. Crean seres frustrados porque no expresan su vibración sino que manifiestan la implantada sobre lo que ellos tienen. Inhiben, entonces, su Ser para sembrar otro Ser que no son. ¿En qué terminan los seres humanos? Siendo máscaras, preocupados por ser aceptados en una sociedad. En lugar de enaltecer esa virtud que ya tienen. Aquí, dentro de la Enseñanza, el encontrar en ustedes mismos la virtud, es que les va a dar el cambio verdadero. ¡No busquen una virtud que no les pertenece o que no les es propia! Sino el ir enalteciendo aquella virtud que ya tienen y va a dar cabida para ir creciendo con otras virtudes que no habían considerado tener, porque esto solamente es un panorama general. Pero si empezamos a hablar de cada una de las vibraciones en cada uno de los diferentes Centros de Energía, nos vamos a encontrar con una infinidad de virtudes que los puede llevar a la belleza absoluta. Esto, hermanos, ¡es lo que deben aprender! A tener identidad con ustedes mismos, el agrado con ustedes mismos y confirmar en el conocimiento del interior, que son virtuosos.

Después de responder algunas preguntas relacionadas con inquietudes individuales de los presentes, el Maestro Etzol se despide con una Bendición del Padre Creador. La contactada aspira profundo y gira la cabeza para abrir los ojos y regalar una amplia sonrisa:

-         ¡Qué les pareció la clase mis hermanos?

-         Muy interesante, Maestra. Creo que cada uno de nosotros aprendimos que esa cuestión del Pecado Original es una falacia que se inventaron para mantener al ser humano limitado en la magnificencia de los errores y la disminución de su potencial para crecer y entender mejor su entorno. ¿No piensas así, Miguel? – Comenta Nayelli en el momento en que reúne sus notas y al igual que los demás adeptos, recoge y guarda con celo, la tela que pisaban descalzos en la sesión.

-         Hay mucha profundidad filosófica en las palabras del Maestro, difícil de digerir en forma inmediata. ¡Estamos tan acostumbrados a los estereotipos del sistema educativo formal y hogareño! Sin embargo, la mayor importancia que, considero, puede tener esta lección, es que en forma individual se reflexione en una análisis sereno, sobre esos colores que simbolizan un Don o potencialidad, para preguntarse si efectivamente está uno en armonía con el interior. ¡Descubrirlo, sería alcanzar la libertad! – Señala el estudiante de medicina que retoma la inquietud que le llevó a ese lugar --, Maestra, ¿ahora si me puede decir en donde podré encontrarme con la persona que busco?

-         Mi hermano, no es egoísmo ni por intención de lucro que le pido que siga asistiendo a la Enseñanza que entregan los Maestros Ascendidos, con lo que seguramente usted adquirirá bases suficientes para preparar ese encuentro que está programado desde el Principio de los Tiempos. ¡No es necesario que erogue usted ningún centavo al venir aquí! Recuerde que para andar un kilómetro es necesario dar el primer paso. ¿Qué me responde?

-         No sé. Realmente me gustó lo que vi y escuché. Pero mi trabajo, la escuela y otras actividades que adquirí...

-         Ya lo sé. En su vibración se encuentran las insignias masónicas de su grado.

-         Usted ¿cómo lo sabe?

-         Para los que tienen ojos para ver, nada es oculto. Se sorprendería del inmenso caudal de conocimiento del que son portadores los Maestros Ascendidos y que entregan.

-         ¿De dónde son? ¿Quiénes son? Acaso ¿son espíritus? O pueden ser extraterrestres. ¿No le hacen daño al posesionarse de su cuerpo?

-         ¡No, mi hermano! Los Maestros en ningún momento se posesionan de mi cuerpo. Esto contravendría las Leyes Universales si consideramos que el Padre Creador otorgó el Libre Albedrío a sus hijos. La comunicación se establece por medio de la transmisión del pensamiento. Es un poco complejo para que me entienda pero puedo decirle que me traslado en esencia al nivel astral y recibo la información para reproducirla en este plano terrenal. Puedo asegurarle que no son espíritus, así como usted lo entiende. Ellos son Energía y tienen su propia densidad, así como nosotros no solamente somos cuerpo sino también alma y espíritu. Y respecto a su origen, algunos son de Orión y otros están en servicio en la misma Casa del Padre. No son de un solo lugar. ¿Ya lo ve? Por eso creo que sería conveniente que asistiera a mis sesiones y en su momento, se encontrará con la persona que busca. Es una cita que se cumplirá en tiempo y forma.

Miguel está realmente interesado en el ofrecimiento y acepta. Se despiden de la Maestra Carolina de Serna y los dos compañeros de Universidad le piden a Karla que les acerque a un punto más accesible para tomar un taxi:

-         ¿Qué? ¡Están locos!

-         Entonces... ¿nos dejarás aquí? – Dice el joven Armenta con un gesto de fastidio que cambia por una sonrisa al oír:

-         ¿Cómo crees? A ti te llevo a la Universidad para que recojas tu auto ya que Nayelli y yo siempre nos vamos juntas y pasamos a tomar café en donde abundamos nuestras experiencias sobre la Enseñanza.

-         ¿A esta hora? ¿Cómo se levantan temprano para ir a la escuela?

-         Todo se puede hacer, chavo. Es cuestión de organizarse. – Comentan en coro las dos amigas que ríen de la coincidencia verbal y se dan la mano. Salen al estacionamiento para abordar el vehículo. A escasos metros de haber iniciado la marcha, el futuro médico pregunta sobre los ejercicios respiratorios y los significados. Nayelli explica:

-         Al principio se abre el templo personal o corporal, como lo hacían los romanos al aire libre, con un círculo en el espacio, lo que permite la comunicación con los seres superiores. Unimos la energía de la Tierra con el Cosmos, en nuestro interior y presentamos a la Hermandad ante el Padre Creador. Eso es en la primera parte. En la segunda parte de apertura, cuando nos agachamos, recordamos que en esa posición fetal y dentro de la Enseñanza, estamos gestando un bebé, un nuevo Ser que llama a su Espíritu al levantarse y extender los brazos en cruz y las piernas al frente. Una vez que nos hemos reconocido como los Niños de Luz, solicitamos la Iluminación y pasamos al reconocimiento de las siete chacras. Abiertos los canales energéticos, realizamos la combinación interna de la fuerza interior con la de la Tierra que entra por los píes y la del Cosmos que ingresa por la cabeza y en su fusión, revitaliza el cuerpo y aligera las cargas emocionales para dejar paso libre a la meditación. En términos generales, eso es lo que podría resumirse de la serie de ejercicios.

-         Es como un ritual.

-         ¡No, hombre! Los Maestros son contrarios a los rituales porque nos han dicho que en un principio, se pensó que el ritual podría servir para llevar la Enseñanza a los seres humanos, pero, lamentablemente, sirvió para que los pequeños grupos se adjudicaran la dirigencia y se aprovecharan de la ignorancia para someter el Libre Albedrío de los hombres y se olvidó de reconocer la Gracia del Padre Creador. Por medio del dogmatismo se acentuó el dominio y la sumisión. Y aquí, en esta Enseñanza, se nos inculca la libertad para adquirir Conciencia Primaria de que somos Hijos de Dios y, por lo mismo, tenemos las potestades que nos legó desde el Principio de los Tiempos, pero que olvidamos por las imposiciones genéticas, la educación formal y la imitación en la familia. Al reconocernos como Hijos del Padre Creador y aceptar que podemos ser divinos, nos conduce a responsabilizarnos de nuestros actos y omisiones, para pedir perdón a Dios por nuestras debilidades, después, perdonarnos a nosotros mismos por el daño que le causamos a nuestro cuerpo material y espiritual para proseguir con solicitar ante Dios, el perdón de nuestros padres por nuestra incomprensión y perdonarles sus errores o influencias que causaron en nosotros y que desviaron nuestro camino de liberación. La cadena es infinita, en donde se incluye el pedir perdón a los mismos Hermanos Elementales, por el daño y mal uso que hemos hecho de ellos. El perdón es muy importante, porque conduce a la responsabilidad de nuestros actos para comprometernos a cambiar y de evitar caer de nuevo en el mismo error. En cambio, el arrepentimiento es temporal y normalmente solapa la repetición del yerro o la debilidad. Sabemos así, que nosotros somos responsables de lo que nos sucede, que muchas cosas que atribuimos a terceras personas, casi siempre tiene su causal en el inconsciente o el subconsciente condicionado por el entorno. Revalorizar esto, obviamente que causa cierto dolor al mirar nuestro interior y descubrir el engaño en que hemos vivido tanto tiempo, pero también brinda una inmensa satisfacción porque nos liberamos de los karmas. Al ser libres, podemos ser mejores en nuestras actividades cotidianas, simplemente, porque se proyecta la seguridad proporcionada por la armonía del interior.

-         ¡Qué bruto! Diste una excelente explicación de la Ley de Causa y Efecto de Hermes Trismegisto. ¡Deberías ser masona! – Señala Miguel al escuchar a su condiscípula quien pregunta:

-         ¿Qué? No te entiendo. No sé que es eso de la masonería. Lo único que conozco es lo que nos enseñan la Maestra Carolina y los Maestros. Y aquí estoy bien tranquila. Hay situaciones que te van a sorprender. Ha realizado curaciones maravillosas por imposición de manos, independientemente de leer con precisión las cartas. ¡Ya la conocerás mejor! – Sentencia Nayelli al observar que se encuentran cerca del estacionamiento universitario en donde Miguel se baja y se despide de las dos amigas. Está convencido de que encontró el camino correcto para buscar las respuestas que anhela.

Ahora, es cuestión de organizar sus horarios. Piensa que lo mejor para él, será escoger el día en que asisten sus dos compañeras con la Maestra Carolina, no tanto por el ahorro de gasolina que ello implica, si no por la posibilidad de ponerse al corriente con la Enseñanza. En la Logia no habrá problema, porque asiste un día diferente y puede complementar los conocimientos. Un pensamiento cruza en ese instante por su mente:

-         ¡Qué sorpresa se llevará el viejo cuando le comente! Estoy seguro que me pedirá que lo traiga.

 

 

 

 

 

Capítulo VIII

La Encrucijada de Martiniano

Capítulo X

Las Fuerzas Ocultas del Hombre

 

 

 Adam Kardmón, la conspiración del fin del fin del mundo Ó.

Todos los derechos reservados por: Editorial La Casa de Orión, S. A., de C. V.

Teléfono (55) 5396 0726. Fax: (55) 5396 0726.

 

 

Porque Usted es digno de la mejor información, por el precio de 10 reciba 12 números de la revista  Arcano Político son sus secciones especializadas de metafísica, esoterismo y paranormal, solamente diga:

Si quiero suscribirme

Para su comodidad puede hacer un depósito o transferencia bancaria a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORIÓN, S. A. DE C. V., en Banca Santander Serfín en la cuenta número: 65501135601, sucursal 5571 ERMITA. También puede comprar en el correo de su localidad un Giro Postal a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORION, S. A. DE C. V.

Confirme su pago vía fax: (55) 5396 0726 o por correo a nuestras oficinas: Mar de Java 37, Col. Popotla, 11400, México, D. F. Teléfono: (55) 5396 0726 para que podamos incluirle inmediatamente en nuestra lista de suscriptores.