Make your own free website on Tripod.com

SE AGOTO EL CUERNO DE LA ABUNDANCIA

 

Con la figura geográfica de un inmenso cuerno de la abundancia, el saqueo de las riquezas naturales de México por los españoles, tuvieron como destino final las arcas de la monarquía británica mediante la técnica de la piratería, denominada como corsarios. En la historia destaca Walter Raleigh que vistió sus proezas corsarias como soldado que tomó Cádiz en 1596 y fue premiado por la Reina Isabel I con el nombramiento de Sir y las concesiones y títulos necesarios para colonizar la Guyana y fundar Virginia en 1584.

Los cerca de dos millones de kilómetros cuadrados de extensión territorial del país, parecían inagotables, pese a que se le cercenó más de la mitad de su territorio. Y en los estertores del siglo de la tecnología que convirtió al mundo en una aldea global de la economía virtual, la retórica de la tecnocracia hecha gobierno se muestra entusiasmada con el concepto de la integración nacional a la globalización, para borrar dos siglos de historia en que derramaron su sangre los hombres que nos dieron Patria.

En el surrealismo político, parecería ser que se agotó el cuerno de la abundancia, al grado que el director del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, doctorado en economía en la Universidad de Stanford Estados Unidos, a 17 días de que se realizaran las primarias del PRI, se mostraba preocupado de "que haya un brote inesperado de presión, que fuerce a la autoridad monetaria americana a aplicar un aumento en las tasas de interés no esperado, y esto, tendría consecuencias negativas para países en emergencia, incluyendo a México".

Si bien es cierto que el ex Presidente de Colombia, Belisario Betancourt sentenció que "si a los Estados Unidos les da un resfrío a América Latina le da una pulmonía", existen otros elementos coadyuvantes al pronóstico de que se adelante la crisis del sexenio para los primeros días de noviembre. Y no precisamente porque el candidato presidencial del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, Porfirio Muñoz Ledo, lo haya vaticinado, sino por la debilidad de la estructura financiera nacional.

Víctima de la voracidad de nacionales y extranjeros, la historia pos revolucionaria de México muestra el saqueo constante de la riqueza nacional. Los ejemplos son abundantes. Al asumir el poder en 1920 el general Alvaro Obregón impulsó la aplicación de la Ley Agraria del seis de enero de 1915 y enalteció la figura de Emiliano Zapata mientras que se apoderaba de grandes extensiones en Sonora y Sinaloa en contra de los intereses de los indígenas. Para legitimarse en el poder, firmó con los Estados Unidos los Tratados de Bucareli.

El particular estilo de gobernar

Plutarco Elías Calles consolida el Estado con la creación del Partido Nacional Revolucionario, pero al negociar con los líderes revolucionarios sus cotos de poder, impide que el naciente Estado actúe como agente promotor del crecimiento y aumenta su riqueza personal al fomentar la construcción de caminos y sistemas de riego. Al ser asesinado Obregón en su intento de ocupar por segunda vez la presidencia y que la gente del pueblo preguntaba quien era el responsable se respondían: "Cállese la boca", con lo que se inaugura el maximato atrás de los presidentes Emilio Portes Gil y Pascual Ortiz Rubio.

El general Lázaro Cárdenas del Río terminó con esa aberración que inhibió el fortalecimiento del Estado y bajo el esquema de un proyecto nacionalista al expropiar la industria petrolera, crear el Politécnico Nacional, e impulsó la organización de sectores sindicales y campesinos, empero, permitió que su hermano realizara jugosos negocios en la construcción de obras públicas y algunas empresas como Anderson & Clayton.

El ingreso a la Segunda Guerra Mundial con el Heroico Escuadrón 201, le permitió al Presidente Manuel Avila Camacho intervenir el 24 de agosto de 1942 los bienes de alemanes, italianos y japoneses, y se inicia el proceso industrial acelerado del país con la Ley de empresas nuevas y necesarias de 1945 que, para disfrutar a plenitud de exenciones fiscales, lo mejor era la asociación de empresarios con políticos, interesados, entonces, en revertir la política agraria, que desde la óptica de Jesús Silva Herzog, marcó la muerte de la Revolución de 1910.

En el periodo de Miguel Alemán Valdés, el éxito de su administración puede aquilatarse en el generoso calificativo de "Mister Amigo" por los Estados Unidos, mientras que se profundizó la práctica de políticos asociados con empresarios, lo que implica endurecer las medidas proteccionistas y aumentaban sus ganancias con la política devaluatoria de la moneda, mientras que los intelectuales de la época denunciaban las "horneadas de nuevos ricos" en las filas de la burocracia. El Mandatario incursionó lo mismo en puertos turísticos que en la naciente industria de la radio y televisión.

Al Presidente Adolfo Ruiz Cortines le tocó administrar a la nación frente a la ofensiva de los Estados Unidos para imponer dictaduras en América Latina y convirtió a los campesinos como apoyo al desarrollo industrial con mano de obra barata y materia prima y se impulsa la inversión extranjera acorde a los beneficios ofertados por la internacionalización del capital estadounidense.

Los Presidentes Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz impulsaron y consiguieron por medio del embajador Alfonso García Robles, la proscripción de armas nucleares en América Latina, y la creciente participación del Estado como rector de la economía en sectores estratégicos nacionalizados alentó a sus colaboradores en empresas públicas a obtener ingresos complementarios con módicas comisiones en las concesiones de obras o contratos de los proveedores protegidos por tributaciones arancelarias a las importaciones.

Según Irma Salinas Rocha, divorciada de un magnate regiomontano y autora del libro inédito "Nostro Grupo", el Presidente Luis Echeverría Alvarez estaba interesado en adquirir la empresa privada Hojalata y Lámina que culminó con el fallido intento de secuestro y muerte del Patriarca industrial Eugenio Garza Sada. El mandatario, empero anuncio que pondría término al "desarrollo estabilizador" que, desde su óptica, consistía en beneficio de un pequeño grupo de empresarios, por lo común vinculados con los intereses extranjeros, que acrecentaban sus ganancias contra los bajos ingresos de las clases populares. Se caracterizó por acudir al crédito externo para el desarrollo y nacen grupos políticos con fuertes intereses privados como sería el caso del conocido como Atlacomulco, sin que se develara el misterioso camino que le llevó a la Presidencia cuando no era el candidato natural.

José López Portillo fue acusado de enriquecimiento inexplicable por el doctor en derecho, Ignacio Burgoa Orihuela, mientras que su esposa, Carmen Romano impulsó la difusión de la cultura preamericana con beneficios personales, si se recuerda que jamás regresó un pectoral de oro de Mictlan Tlatoani, Dios del Cielo, que en 1981 pidió al Museo de Oaxaca y el mismo Mandatario intentó ocultar los hoyos administrativos con el posterior encarcelamiento de Jorge Días Serrano, responsabilizado de malos manejos en Petróleos Mexicanos y que son atribuidos por diferentes medios, a los intereses de sus familiares.

Sin embargo, de Lázaro Cárdenas del Río hasta Gustavo Díaz Ordaz, el país alcanzó un crecimiento superior al seis por ciento anual y el desajuste real se inició en la administración de Luis Echeverría Alvarez, un periodo en que los jefes revolucionarios del Ejército Mexicano pasan a retiro y son substituidos por jóvenes oficiales egresados del Colegio de las Américas y de West Point, se transforma el Colegio de Guerra en Universidad Militar, se actualiza la estructura interna y se orienta su capacitación hacia las técnicas antiguerrilleras y de auxilio a la población. En el periodo siguiente, se involucran a las Fuerzas Armadas en el combate del narcotráfico.

La estructura neoliberal

Por la manipulación de las cifras sobre el déficit público, Carlos Salinas de Gortari, secretario Técnico del Gabinete Económico de José López Portillo, consiguió que se inclinara por el primer tecnócrata en la Presidencia, Miguel de la Madrid Hurtado que dijo en 1983: "Inicié mi mandato en medio de una profunda crisis económica que conmovía a toda la sociedad. Estábamos en un riesgo de confrontación con un clima interno de gran desconfianza e incertidumbre y con severos problemas en el exterior. El sistema que nos hemos dado los mexicanos estaba en riesgo... La situación era de emergencia".

De hecho, la administración la manejó un grupo integrado por viejos conocidos en El Colegio de México, asesorados por el francés José María Córdoba Montoya que llegó a esa institución en 1977 en donde se hizo pasar como doctor en economía para ocupar tres años después, las direcciones de Planeación Regional y la de Política Económica y Social en la secretaría de Programación y Presupuesto a cargo de Carlos Salinas de Gortari que ocupó como operador político a su amigo Patricio Chirinos Calero en la Dirección General de Delegaciones.

María de los Angeles Moreno Uriegas en la subsecretaría de Programación y Presupuesto de Desarrollo Social y Rural mientras que su amigo Manuel Camacho Solís ocupó la subsecretaría de Desarrollo Regional, Luis Donaldo Colosio Murrieta una modesta dirección general de Programación y Presupuesto y Ernesto Zedillo Ponce de León la dirección del Fideicomiso para la Cobertura de Riesgos Cambiarios en donde dejó sobradas sospechas sobre el manejo de los problemas de los habitantes de la Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco.

Un lugar especial merece María Elena Vázquez Nava que había recibido un curso de análisis económico y programación financiera en el Fondo Monetario Internacional en 1979, ya que se le ubicó primero en la Coordinación de Estudios Especiales para pasar a la Dirección General de Política Presupuestal y posteriormente se le designó directora general de Normatividad de Obras Públicas, Adquisiciones y Bienes Inmuebles para designarle tareas para la modernización de la administración pública. Adrián Lajous Vargas fue designado en 1982 Coordinador Ejecutivo de Comercio Internacional.

La renovación moral de la sociedad, prometida por Miguel de la Madrid Hurtado, sirvió como cortina de humo para ocultar los compromisos multinacionales que hizo Lajous Vargas bajo las instrucciones del Secretario de Programación y Presupuesto, la reconversión industrial se orientó en contra de los intereses de la pequeña y mediana empresa que consume el 80 por ciento de la mano de obra, se ingreso al moribundo GATT y se creó la estructura especulativa que se fortaleció con la crisis de 1987 en la Casa de Bolsa, se asesinaron a 33 periodistas y por orden de Manuel Bartlett Díaz, secretario de Gobernación, se cerraron radiodifusoras de la frontera norte y con lujo de violencia se apoderaron de la revista IMPACTO.

La salinistroika

Parecería ser que el Presidente de la Madrid tuvo ciertas dudas en designar a Carlos Salinas de Gortari como su sucesor después de una pasarela de cinco aspirantes en el Congreso de la Unión, si se considera que el cuatro de octubre de 1987 se presentó un vacío informativo en donde Alfredo del Mazo anunció por radio que se dirigía a casa de Sergio García Ramírez para felicitar su elección. Finalmente, en las desconcertadas bases del PRI, se presentó horas después el candidato que, se dijo, había elegido los tres sectores del partido.

The New York Times opinó que "Carlos Salinas de Gortari se ha constituido en el principal arquitecto de México" mientras que el Financial Times señaló que "disciplina es el principal sello de Salinas... Es astuto, tenaz, con un legendario apetito por el trabajo y con sentido del humor... El señor Salinas tiene un equipo fuerte y algunos puntos de importancia a su favor". Se sumó en la campaña electoral, el tabasqueño Roberto Madrazo Pintado, como Coordinador Regional de la Zona Centro.

Las elecciones federales de 1988 dejaron sospechas fundadas sobre el resultado, ya que al secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz, se dijo en ese tiempo que en su impotencia para entrevistarse con el Presidente Miguel de la Madrid para informar de los votos adversos al PRI que lo ubicaban en tercer lugar y favorecían al PRD en el primer lugar, se le cayó el sistema cibernético de cómputo y finalmente dieron como triunfador al ex Secretario de Programación y Presupuesto.

Por mediación de Manuel Camacho Solís, en la casa de Manuel Aguilera Gómez se reunieron en secreto Carlos Salinas y el perredista Cuauhtémoc Cárdenas, dos días después de las elecciones mientras que los seguidores del candidato opositor, repudiaban en el Zócalo el fraude electoral. En la Cámara de Diputados, el panista Diego Fernández de Cevallos se apresuró a legitimar el triunfo del priísta y el coahuilense tricolor Humberto Roque Villanueva, defendía el nueve de septiembre de 1988, la negativa de abrir los paquetes que contenían los votos bajo el argumento:

"De ahí que el tan llevado y traído tema de los paquetes electorales, y su importancia en la calificación de las elecciones, nos recuerde el chiste del estudiante deficientemente preparado pero audaz, que se presenta al examen con la esperanza de que le toque en suerte la ficha de los fenicios. No, señores, el proceso electoral es mucho más que la presencia física de un paquete; de la misma forma que el estudio de la historia universal no se reduce al tema de los fenicios. Insistir en la apertura de los paquetes, desconociendo que ya se dieron con mayor amplitud y oportunidad las instancias de conocer cualquier irregularidad que hubiere acontecido en el proceso electoral, equivale a desconocer la validez de las actas de escrutinio y cómputo levantadas en las casillas".

Fue más certero el sospechoso y oportuno incendio que consumió el Palacio de San Lázaro, para anular cualquier posibilidad de investigar si realmente hubo un fraude electoral y meses después, la muerte accidental del ex candidato presidencial panista, Manuel de Jesús Clouthier, para iniciar las concertacesiones políticas logradas por el eficiente Diego Fernández que le mereció el calificativo del Presidente del "Jefe". La primera concertacesión se dio en Guanajuato, en donde se hizo renunciar al Gobernador Electo priísta, Ramón Aguirre Velázquez para imponer al leonés Carlos Medina Plasencia después de tres importantes reuniones de Salinas con Vicente Fox Quesada que había sido el candidato blanquiazul a la gubernatura.

El gabinete presidencial se fortaleció aun más con la llegada del ex Director Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, Guillermo Ortiz Martínez, principal operador para privatizar la banca que había nacionalizado José López Portillo en el último y fallido intento lloroso de convencer a los mexicanos que intentó defender como un perro al peso y que se descubrió después, los nexos familiares del recién llegado funcionario público con algunos grupos de banqueros.

Su administración se caracterizó por la privatización de empresas estatales en beneficio de 24 familiares y amigos que aparecieron en enero de 1995 en la revista Forbes, sin que se conociera el destino final de los recursos que debieron obtenerse, ante la eficiente María Elena Vázquez Nava que desde la Secretaría de la Contraloría, elaboró unos supuestos libros blancos que entregó a la Presidenta de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados, María de los Angeles Moreno, sin descontar que logró encubrir las acciones del hermano mayor del Presidente, Raúl Salinas de Gortari.

Es imposible establecer el daño económico a la nación, ya que la denuncia presentada en tiempo y forma por el PRD ante el procurador General de la República, el panista Antonio Lozano Gracia, se archivó y venció el término de acción penal. Lo que se logró documentar fue la muerte de 35 periodistas y existe la sospecha de que en el caso de 200 más, pudo haber intereses políticos, así como el fortalecimiento del narcotráfico en tres sindicatos vinculados con los colombianos y que los mínimos resultados en su combate, respondieron a presiones de los Estados Unidos.

Cuando era gobernador de Chiapas, Patrocinio González, familiar político del entonces Presidente, apareció el autodenominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional con banderas de reivindicación indígena. En 1993 es asesinado el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y en 1994 Luis Donaldo Colosio Murrieta y el ex cuñado del Presidente, José Francisco Ruiz Massieu, que inducen, de hecho, al voto del miedo de 17 y medio millones de votantes a favor del doctor Ernesto Zedillo Ponce de León en 1994.


El Futuro nos Alcanza

El Destino Manifiesto

Página de Inicio

altuzar@infosel.net.mex